Valientes

Hay una cosa que no he contado lo suficiente.
Tengo 5 hermanas (eso sí que lo cuento bastante) Tengo un padre y una madre que han currado la hostia (no encuentro un adjetivo más fino para describir lo que ha currado esta gente, sorry) hemos vivido bastante bien, si se le puede llamar vivir bien a trabajar sin parar…pero bueno, como dirían en la contraportada de El País “no nos ha faltado de nada”.

Esta gente, mis padres, a veces son unos locos  y se embarcan en aventuras que solo gente muy loca podría abordar. Ojalá hubiese más locos. Pero sobre todas las cosas mis padres son valientes.

Mi madre y mi padre son unos valientes.

Soy mía

Mía. De mi propiedad.

Mi cuerpo es mío. No pertenezco a nadie más.

Soy mía.

Mi cuerpo. Mi vehículo, el espacio que ocupo.

Mis piernas son mías. Mis manos, mías.

Es mía mi cabeza, mis ojos, mis cejas.

 

Mis tetas, mis orejas, mis michelines, mis ojos. Míos.

Mi útero, mi vagina, mi vulva, mi clítoris. Mío.

Mis tripas, mis pelos, mis arrugas, mis uñas. mÍas.

MI cuerpo es mio

 

 

Yo soy la propietaria de mi misma. Yo decido sobre mi vida, sobre mi cuerpo.

Yo tengo todos los derechos reservados sobre mí misma.

MíA.

Acción Colectiva realizada simultaneamente en Bilbao, Madrid, Barcelona, Sevilla, Pamplona, Pontevedra dirigida por Yolanda Dominguez

#7mujeresasesinadas en 2014

SIETE mujeres han sido asesinadas en la primera quincena de 2014.

No se ha iniciado ninguna alarma.

No hay protocolo contra el terrorismo machista.
No hay espacio en nuestra agenda. No hay fuerzas. No hay.
No existimos. No importamos.

Ciudadanas de segunda.
Me pregunto qué es lo que pasa para que todoas podamos mirar hacia otro lado con tanta facilidad. Cómo es que que no nos indignamos, salimos a las calles, nos declaramos en huelga…
¿qué pasa para que podamos ignorar el terrorismo machista?
Mi teoría es que todoas formamos parte de esta banda armada.
Todo el mundo en mayor o menos medida colaboramos para que el machismo y su terror prevalezca en nuestras vidas.
Todo el mundo tenemos que hacer cambios para que esta historia cambie.
Pequeños cambios, como admitir que un poco, un poquito, en algún momento, por un segundo, a veces, una vez… hemos sido/somos machistas.

Women In Black

Bye, bye Miss American Pie & Co.

A punto de terminar el 2013 me siento a escribir un post de despedida.

Quiero decirle adiós al año y a la buena educación.

La buena educación

Adiós a las costumbres de toda la vida y a los “siempre se ha hecho así”.

Adiós a quedar por quedar, a hablar por hablar, a estar por estar.

Adiós a lo de siempre.

Adiós a las amistades de toda la vida que no se renuevan.

Adiós a todos los  “por no liarla”.

Adiós a que me dejes la última y yo haga como si nada.

Adiós a sonreírte cuando lo que quiero es partirte la cara.

Adiós a seguirte la corriente.

Adiós a las buenas caras con los malos tiempos.

Adiós a que te quedes con lo mío.

Adiós al disimulo.

Adiós a hacer como que no pasa nada. Sí, si que pasa.

Hola 2014

y a todas esas cosas que quedan por decirnos…

(Presiento que va a ser un año divertido)

 

 

 

 

Sobre luces, cantos de sirena y caminos cortos…

Pienso en cómo nos dejamos engatusar por las luces de colores, los cantos de sirena, las ideas de otras…
De cómo nos dejamos llevar, arrastrar por esa supuesta comodidad porque será más fácil, porque la otra lo tiene más claro…
De cómo sin darnos cuenta vamos colocando con todo cuidado todos nuestros huevos en la cesta equivocada.
Del cansancio que produce no darse cuenta.
Del parar y ver tu cesta vacía y la otra llena.
Pienso en todas esas luces encendidas gritando:

” lo importante está aquí fueraaaaaa”

Y pienso en la necesidad de cerrar los ojos para ver mi luz interna y poner todos mis huevos en mi cesta.
Toda mi energía en mis ideas.
Todo mi esfuerzo en mis acciones, de acuerdo a mis creencias.
Pienso en mi, en mirar adentro y gano fuerza.

lucesdeneón

Sigo casada y feliz.

¡¡Dos años!!

Acabo de releer las razones que tenía entonces para hacerlo y el resumen de hace un año.

Me siento a respirar y preguntarme cómo estoy hoy, dos años después. 

Imagen

ImagenImagen

 

Este año ha sido más fácil (eso me parece ahora). Se han cerrado duelos. Me cuesta menos decir que NO. Me doy más oportunidades. Apuesto por mí.

Me siento satisfecha y este matrimonio es, a todas luces, fructífero. He aunado fuerzas conmigo y he sido capaz de hacer cosas que siempre había querido pero no me daba permiso…

¡feliz de contar con mi apoyo!

Mi relación de pareja se ha visto fortalecida, mis relaciones de amistad mucho más sanas. Lejos de quedarme “sola”, como alguien predijo, me veo rodeada de mujeres espectaculares, creadoras, empoderadas, fuertes, divertidas con las que no paro de hacer cosas.

Estoy a mi lado. Me pillo en mis trampas. Me escucho. Tengo paciencia conmigo. 

Prometo quererme, cuidarme, serme fiel, escucharme y atenderme.

Me quiero y me comprometo a estar un año más a mi lado.

 

Me vendo

Quiero tener un cuerpo 10.

Quiero responder a todos esos imperativos de

Parece más joven

Ten un vientre plano

Acaba con la celulitis

Consigue una piel tersa y joven

Ten una sonrisa más blanca

Necesitas una vagina perfecta

Cuando tenga un cuerpo 10 seré feliz.

Mi vida será maravillosa, los hombres y mujeres me adoraran, conseguiré un buen trabajo, mis amigas me admiraran, mi pareja me adorará, tendré dinero y mi casa parecerá salida de una revista.

Al mirarme en el espejo me devolveré una sonrisa y no escucharé nunca más “estás gorda”.

Al levantarme de la cama no pensaré que soy fea.

Cada vez que coma algo de la lista de alimentos prohibidos no me sentiré la peor persona debajo de la capa del cielo.

Cuando camine por la calle  si alguien  me mira, será por mi belleza no porque piense que soy una mierda.

Mi vida será perfecta y maravillosa.

Dormiré de un tirón.

Cuando tenga un cuerpo 10 podré relajarme

y ser feliz de una vez por todas.

 

Acción dentro de la campaña de Medicus Mundi Bizkaia “Yo no me vendo”. Gracias a la colaboración de La Boutique de la Media en Bilbao.

Imagen de Julia Serrano

¿Trabajas o te apasionas?

No me preguntes cómo, es una historia muy larga, pero ayer acabé en un caserío de Guipuzkua comiendo carne de Kobe. La carne estaba deliciosa aunque no me extraña, porque hacia mucho tiempo que no veía a alguien tan enamorado de su pasión  trabajo. Astigarraga Nos recibieron en casa Paco e Iñaki y nos hablaron de su trabajo. Nunca había oído a nadie describir piezas de carne como si fueran una obra de arte. Siento que esta descripción se queda muy pequeña porque pocas veces he oído a artistas hablar con tanta delicadeza de su obra como ayer a estos dos carniceros.

El oficio de carnicero
foto de Benito Pastor

Ayer comí más que una estupenda txuleta de carne,  me llené de entusiasmo, ideas, ganas de trabajar.

Ayer me recordaron la importancia de hacer  las cosas con mimo, cuidar del círculo de amistades. Compartir. Trabajar desde la alegría y el amor.

foto de Benito Pastor

OH ¿he dicho amor?

¿he dicho amor y no ha salido una princesa rosa de Disney?

Sí, porque hablo del AMOR verdadero, del que se escribe en letras mayúsculas, del que te hace levantarte a las 4 de la mañana para ir a ver qué tal están las vacas.

De ese amor que no cuenta en el balance contable pero que marca una gran diferencia a final de mes cuando te sientes feliz.

Creo que si  en el cole, en las universidades, en los cursos de emprendimiento  nos  enseñaran más del amor que de contabilidad otro gallo nos cantaría…